Medalaganariamente…

septiembre 23, 2009

La veracidad

Filed under: 1 — medalagana @ 11:31 am

En el día de ayer los legisladores rechazaron incluir el término “veraz” en el artículo de la nueva Constitución relativo a la libertad de expresión. Me alegra que así haya sido; sin embargo, me preocupa que hayan personas que no comprendan cuál es el compromiso de los periodistas al difundir una información, pretendiendo limitar el ejercicio de la libertad de prensa al querer obligarles a decir “la verdad y nada más que la verdad“.

La obligación del periodista es y debe ser la de difundir informaciones ajustadas a la realidad, pero la realidad es distinta dependiendo de los ojos que se mire, una misma noticia no es difundida desde la misma óptica por dos medios distintos. Un ejemplo reciente es el caso de la mal llamada “Guerra de Irak” vista de una forma por CNN y de otra por Al Jazeera. Nadie cuestiona que en ambos medios trabajasen periodistas, ni tampoco que sus informaciones no fueran “veraces“, en ambos casos se difundía la realidad vista por ojos distintos; de ahí que resulte imposible imponer a un periodista que su información sea “veraz“, ¿para quién? ¿quién decide qué es veraz y que no lo es? ¿qué alcance tiene el término veraz en el tratamiento de la noticia, de la realidad difundida por los medios?

Un autor español al referirse al concepto de “veracidad” en el manejo de la información por parte de los periodistas, señaló lo siguiente: “la veracidad se compone de los elementos siguientes: 1) debe versar sobre hechos objetivos y reales; 2) los hechos deben ser comprobados razonablemente; y, 3) el informador debe ser diligente en la averiguación del hecho, aunque éste no sea exacto o incontrovertible. Es suficiente una actitud positiva hacia la verdad.” (Carreras Serra, Luis. Régimen Jurídico de la Información, 1996, Barcelona)

Según el jurista y magistrado argentino Bernardo Nespral, si el informador cumple con los requisitos anteriores estará “perfectamente legitimado para difundir los hechos de que tiene conocimiento, libre de toda responsabilidad, si no causa daño y aunque no se ajuste a la realidad.” (Nespral, Bernardo. Derecho de la información. Periodismo, deberes y responsabilidades, 1999, Buenos Aires)

Y yo añado: si causa daño, entonces deberá repararlo, siempre y cuando le sea atribuida una falta y que dicha falta esté directa y proporcionalmente relacionada con el daño ocasionado. Pero esa reparación, esa sanción al periodista que incumple una obligación ética – no jurídica – debe ser posterior, pues el principio de la no censura previa debe prevalecer.

Reitero que me alegro de que no hayan constitucionalizado la obligación de “veracidad“, sobre todo, porque quienes querían incluirla deseaban más bien impedirle a los periodistas “ajustarse a la realidad“, para lograr que se ajustaran a “su verdad“. 

Una pequeña batalla ganada, pero los derechos siguen en peligro, el derecho de la información está en grave peligro, no hay que descansar en la lucha contra aquellos que desean retroceder y limitar un derecho que nos ha servido para verles a todos el refajo sucio y asqueroso, para ver la forma en que hacen uso de los fondos públicos. 

Debemos mantenernos atentos y alerta ante cualquier intento de coartar la libertad de prensa con sutilezas, limitar el derecho a la información en cualquier forma.

En nuestros días, un ciudadano a quien se oprime no tiene, pues, más que un medio para defenderse; y es dirigirse a la nación entera, y, si se mantiene sorda, al género humano; no tiene más que un medio para hacerlo, y es la prensa (…) la igualdad aísla y debilita a los hombres, pero la prensa pone al lado de cada uno de ellos un arma muy poderosa, de la que el más débil y el más aislado puede hacer uso. La igualdad quita a cada individuo el apoyo de sus prójimos; pero la prensa le permite llamar en su ayuda a todos sus conciudadanos y a todos sus semejantes (…) la prensa es, por excelencia, instrumento democrático de la libertad“. (Alexis de Tocqueville, La democracia en América, cap. 38)

Anuncios

agosto 31, 2009

Si va a asaltar un banco en R. D., no lleve lentes oscuros…

Filed under: 1 — medalagana @ 11:22 am

Este país es una cosa seria. Aquí pasan las cosas más insólitas.

Es común ver cómo un agente de la AMET (Autoridad Metropolitana del Transporte) detiene a un conductor porque su vehículo tiene los vidrios con un tintado muy oscuro (que la ley no lo prohibe), mientras frente a esta escena pasan decenas de vehículos del transporte público, sin cristales, cayéndose a pedazos o vehículos sin placa, entre otras infracciones si contempladas en la ley.

Esta mañana precisamente me ocurrió algo parecido pero en una institución bancaria. Salí temprano a la sucursal de la Asociación Popular de Ahorros y Préstamos que se encuentra en la avenida Winston Churchill, Plaza Las Américas a realizar algunas diligencias bancarias antes de iniciar el trabajo; al entrar tenía puestos mis lentes de sol y el guardián me solicitó que me los quitara porque es una norma de todos los bancos que no se puede ingresar a ellos con gorra ni lentes oscuros; ello así, para facilitar la identificación de las personas a través del sistema de vídeo que tienen los bancos.

Tan pronto recibí la solicitud, me quité los lentes de sol inmediatamente, y mientras hablaba con el guardián, pasó a mi lado un señor, con una pistola 9 mm al cinto, mostrándola sin ninguna vergüenza ni temor. El guardián que lo vió igual que yo, no le llamó la atención al individuo y lo dejó entrar como si nada.

Frente a esta situación, le pregunto al guardián: “oiga señor, ¿y es posible ingresar al banco con una pistola al cinto?”; y me responde: “bueno señora, a mí no me han dicho que eso no se puede, sólo me han hablado de las gorras y los lentes de sol, cuando me digan lo de las pistolas, no les permitiré entrar”.

De inmediato me dirijo a uno de los empleados que estaban en sus escritorios y le hago la misma pregunta a lo que responde que las normas limitan sólo el ingreso con gorras y lentes de sol; mientras un cliente me indica que es normal permitir el ingreso de personas con armas, porque quienes lo hacen tienen razones válidas, ya que normalmente se trasladan con mucho dinero en efectivo y tienen que protegerse frente a la delincuencia.

Cuando le hice el comentario al empleado del banco, le dije que me parecía una barbaridad que dejaran entrar a una persona con un arma, mientras era posible que entraran con escopetas; y en ese momento argumentó “no señora, pistolas, las escopetas no se permiten”. ah, ¡Qué alivio! no permiten el ingreso de armas largas.

Es decir señores asaltantes de banco, cuando vayan a cometer un atraco en una institución financiera, asegúrense de no llevar gorras ni lentes de sol; simplemente usen sus armas (no escopetas, pistolas)  y disparen a las cámaras, el ingreso con armas está permitido.

agosto 27, 2009

Cubanos bloqueados adentro y afuera

Filed under: 1 — medalagana @ 6:44 pm

¿Qué es esto? La verdad es que no entiendo la mentalidad de los cubanos que viven fuera de su país. Se quejan los cubanos de que en Cuba no haya libertad, los artistas cubanos que viven fuera de Cuba critican que no se les deje cantarle a sus compatriotas; sin embargo, un grupo de cantantes extranjeros, en solidaridad con Cuba, organiza un concierto gratuito (por el que muchos pagaríamos altas sumas de dinero en nuestros países) para esos cubanos que sufren grandes precariedades materiales y que no disfrutan de derechos elementales y fundamentales, y sus compatriotas que “luchan” en el extranjero no quieren siquiera que disfruten de un concierto.

¿Los argumentos? Muy pobres. Que Juanes y sus amigos artistas están siendo manipulados por el régimen, que cantar en Cuba es apoyar la dictadura, que no hay que cantar con Silvio ni con Amaury porque son afectos del régimen castrista; en fin, que el asunto al final desemboca en algo muy simple: la imposibilidad para los Cubanos de Cuba de disfrutar de buenos artistas en una plaza donde han vivido cosas maravillosas pero han tenido que soportar otras terribles.

Para los cubanos del exterior, el bloqueo de 50 años es la solución. Mientras los cubanos de Cuba sufren, impedidos de libertad desde adentro, bloqueados por el régimen que les impide respirar y bloqueados por sus compatriotas que dicen amarles y luchar por ellos, pero no quieren permitirles disfrutar una bocanada de oxígeno un solo día, un simple día, en el que serán libres de escuchar a quienes sólo habían tenido la oportunidad de disfrutar en secreto.

Este asunto parece un pleito de pareja en el que la pobre criatura que no tiene la culpa del pleito, tiene que sufrir las consecuencias de los “castigos” que se infringen uno a otro y que sólo afectan en realidad al inocente e impotente hijo.

¿Creen de verdad los cubanos que viven fuera de Cuba que el concierto servirá para legitimar al régimen? ¿Cree de verdad el régimen que Juanes servirá para su propaganda? Ingenuos ambos bandos, Juanes y sus amigos cantarán por la libertad de los cubanos y porque esa libertad se logre desde afuera y desde dentro . 

Yo ese día, me pondré mi camisa negra y no de luto, por mis amigos cubanos, los de adentro y los de afuera; por Juanes y todos los demás artistas, por su solidaridad sin límites ni temores.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.