Medalaganariamente…

octubre 23, 2008

A QUIEN PUEDA INTERESAR

Filed under: Mis artículos en Clave — medalagana @ 12:10 am

Laura Acosta LoraEste blog es una forma de desahogo virtual para una persona que vive “pegada” de una computadora trabajando y que de vez en cuando necesita botar el golpe escribiendo lo que le de la gana, sin censura previa ni posterior. ¡Viva la internet!

Esto es “medalaganariamente”, quiere decir que escribiré lo que me de la gana, cuando me de la gana, como me de la gana y sobre lo que me de la gana. No busquen la palabra en el diccionario, no la van a encontrar.

Así mismo pueden ser sus comentarios, pero como el espacio es mío de mi propiedad propia, ejerceré el autoritario derecho de control sobre los mismos, porque nadie viene a insultarme a mí, ni a mis ideas, ni a la gente que quiero o admiro, en mi propia casa. Pero ojo, eso no significa que no acepte críticas, pero siempre con el mismo respeto que yo tendré a aquellos que dentro de la gigantesca telaraña que es internet decidan hacer una paradita en mi espacio.

Abrir un blog es fácil y gratis. Así pues, si quiere escribir un tratado sobre el tema que he abordado, vaya a cualquier sitio internet (que abundan) y abra su blog y escriba allí lo que le de su santa gana, no venga a importunarme el mío.

Soy abogada, agnóstica y aguilucha. En otras palabras, mejor no discutir porque ese es mi hobby además de que aquí tengo el control; y no hablemos de religión ni de pelota (a menos que sea aguilucho o liceísta con ánimos de dar cuerda, que eso lo acepto gustosa, siempre que sea recíproco), a menos que a mí me de la gana, evidentemente, en ese caso, aplicar la regla del párrafo anterior si no está de acuerdo conmigo y cree que con un comentario me va a convencer.

De mí no hay nada interesante que decir, salvo que me gusta escribir (evidentemente) y que trato de evitar las faltas de ortografía pues no soporto verlas en otros espacios (espero no cometer ninguna para que no me linchen).

Vivo en la República Dominicana, un país … bueno … que como todos, tiene muchos problemas; los criticaré por aquí, a mi país y a mis compatriotas, pero también elogiaré a los que admiro, de aquí y de otras partes del planeta.

En conclusión: la idea es desahogarme en público, una especie de striptease intelectual, social y emocional. Espero no importunar a nadie con asuntos muy íntimos, ni fotos de hijos, sobrinos, primos y demás familiares, para eso está facebook (uf), además de que no es mi estilo; está bien lo del striptease, pero tampoco es que voy a exponer mi vida en la web, además de que a nadie le interesa y al que le interesa está mal de la cabeza.

Sin embargo, si algún día algo personal me parece interesante para compartir, pues para eso es esto…¿no?, para compartir lo que creo puede interesar al que dedica tiempo a leerme.

Ah, se me olvidaba, me llamo Laura Acosta Lora.

Anuncios

enero 26, 2010

Es tiempo de solidaridad

Filed under: Mis artículos en Clave — medalagana @ 12:50 pm

Hacía mucho tiempo que no veía tanta gente coincidiendo en una misma causa, todos juntos ayudando al hermano. En medio de la terrible tragedia que vive el pueblo vecino, siento una gran emoción y orgullo por el comportamiento de los dominicanos.

Cada día debatimos nuestras posiciones con pasión, cada uno de un lado, defendiendo lo que cree; pero hoy, todos esos temas que nos separan fueron dejados a un lado para dar la mano al país hermano. ¡Qué ejemplo!

Juntos nos entristecimos por la suerte del vecino, juntos decidimos darlo todo, lo que tenemos, lo que no tenemos; para ayudar, para aliviar un poco la vida de quienes sufren justo al lado, abrimos nuestras puertas, todos unidos con un único objetivo: la solidaridad con Haití.

Esta ola solidaria que arropó a todo el mundo ha asustado a muchos, ha asustado a aquellos que viven sembrando odio y miedo; porque se han dado cuenta que su siembra ha sido devastada por la solidaridad humana, entonces apelan al cinismo y a la maledicencia con comentarios fuera de tono en medio de un ambiente de compasión y fraternidad.

El mundo se ha dado cuenta que un grupito no representa toda la República Dominicana, que quien discrimina hoy calla; pero a veces el miedo puede más que la vergüenza y el odio surge en medio de la tragedia, con provocaciones totalmente improcedentes e innecesarias.

Mientras tanto, el dominicano con su solidaridad da el ejemplo e ignora a aquellos que viven del odio. No hay tiempo para escucharlos, no hay espacio para responder sus tontas preguntas, no hay alma para abrigar malos sentimientos.

octubre 4, 2009

Desastre legislativo

Filed under: Mis artículos en Clave — medalagana @ 8:34 pm

Los dominicanos estamos asistiendo impotentes a un espectáculo lamentable; a un juego cruel en el que nosotros somos las fichas y en el tablero nuestros derechos fundamentales son el objeto de las apuestas.  

Las reglas del juego las han creado unas personas que anteponen sus intereses personales a los intereses de todos los dominicanos. ¿El resultado? Un tollo que será llamado constitución de la república (las minúsculas son intencionales).  

¡Cuánta desvergüenza! Primero se nos convence de que hay que modificar la Constitución para crear una constitución moderna; se convocan consultas públicas como carnada y todos nos involucramos, respondemos cuestionarios, proponemos ideas; se crea una comisión de notables, especialistas en Derecho Constitucional. Y nos creemos el cuento, como siempre. 

Caímos en la trampa; creímos que un hombre joven, educado, no iba a desaprovechar la oportunidad de pasar a la historia como el artífice de una Constitución moderna. Creímos mal. Son todos iguales, todos están hechos de la misma madera, todos sucumben ante el poder y la opulencia. 

Leonel Fernández y Miguel Vargas, respondiendo a sus intereses particulares olvidan sus compromisos frente al pueblo dominicano y suscriben dos acuerdos: uno público y otro privado. Ambos con un consenso sobre la reforma constitucional. Estos acuerdos le dan el tiro de gracia a nuestra débil democracia, limitando nuestros derechos constitucionales, creando un adefesio que será llamado constitución. 

Los asambleístas, como borregos, siguen a sus “líderes” y disciplinadamente levantan las manos como títeres para avalar el atropello a los derechos humanos y concretar las violaciones a tratados internacionales sobre derechos fundamentales que implica la aprobación de esta constitución. 

Nada les importa, porque este pueblo es sólo un instrumento para lograr el poder, para lograr mantener sus comodidades y seguir en sus poltronas llenando sus panzas con sus barrilitos. 

Por encima de ese fango, aparecen personas como Minou Tavárez Mirabal – digna  hija de sus padres – para  recordarles a todos cuáles son sus responsabilidades, quiénes son sus mandantes y cuáles intereses deben defender. Ella no es la única, hay otros, pero son pocos. 

Pero los oídos están sordos. El Congreso dominicano es una claque que sigue al mejor postor; hoy morado, ayer blanco y antes de ayer rojo. Un partido único, con diversos colores. 

Mientras tanto, nuestros derechos fundamentales son arrojados y van desapareciendo por el desaguadero sin que a nadie se le ocurra que se trata de los derechos de todos, incluyendo los de aquellos que los limitan hoy pero mañana querrán reivindicarlos. ¡Qué desastre! ¡Cuánta irresponsabilidad! 

Ahora entiendo por qué las inútiles comisiones de ética del Senado o de la Cámara de Diputados cierran la boca frente a los abusos, las ridiculeces, las infracciones a la ley, el nepotismo y demás lindezas protagonizadas por algunos de sus pares. 

Podemos soñar con que el año que viene habrán candidatos decentes por quienes votar para cambiar a los robots “levanta-manos” que están hoy ocupando el Congreso. Ojalá y así sea, pero me permito dudarlo. 

La verdad es que en este momento la desesperanza se ha apoderado de mí, trato de pensar en cómo arreglaremos este tollo de país que están construyendo estos irresponsables y no se me ocurre ninguna idea. Nos lo están quitando todo, hasta el derecho a acceder a la justicia constitucional.  

Esta reforma constitucional es devastadora. Guardaré en mi memoria los nombres y apellidos de todos los responsables. No los olvidaré nunca. 

Pero no será la primera vez que la patria esté en peligro, no será  la primera vez que los dominicanos nos quedemos sin esperanzas; sólo espero que esta vez, como antes, encontremos la salida.

septiembre 23, 2009

La veracidad

Filed under: 1 — medalagana @ 11:31 am

En el día de ayer los legisladores rechazaron incluir el término “veraz” en el artículo de la nueva Constitución relativo a la libertad de expresión. Me alegra que así haya sido; sin embargo, me preocupa que hayan personas que no comprendan cuál es el compromiso de los periodistas al difundir una información, pretendiendo limitar el ejercicio de la libertad de prensa al querer obligarles a decir “la verdad y nada más que la verdad“.

La obligación del periodista es y debe ser la de difundir informaciones ajustadas a la realidad, pero la realidad es distinta dependiendo de los ojos que se mire, una misma noticia no es difundida desde la misma óptica por dos medios distintos. Un ejemplo reciente es el caso de la mal llamada “Guerra de Irak” vista de una forma por CNN y de otra por Al Jazeera. Nadie cuestiona que en ambos medios trabajasen periodistas, ni tampoco que sus informaciones no fueran “veraces“, en ambos casos se difundía la realidad vista por ojos distintos; de ahí que resulte imposible imponer a un periodista que su información sea “veraz“, ¿para quién? ¿quién decide qué es veraz y que no lo es? ¿qué alcance tiene el término veraz en el tratamiento de la noticia, de la realidad difundida por los medios?

Un autor español al referirse al concepto de “veracidad” en el manejo de la información por parte de los periodistas, señaló lo siguiente: “la veracidad se compone de los elementos siguientes: 1) debe versar sobre hechos objetivos y reales; 2) los hechos deben ser comprobados razonablemente; y, 3) el informador debe ser diligente en la averiguación del hecho, aunque éste no sea exacto o incontrovertible. Es suficiente una actitud positiva hacia la verdad.” (Carreras Serra, Luis. Régimen Jurídico de la Información, 1996, Barcelona)

Según el jurista y magistrado argentino Bernardo Nespral, si el informador cumple con los requisitos anteriores estará “perfectamente legitimado para difundir los hechos de que tiene conocimiento, libre de toda responsabilidad, si no causa daño y aunque no se ajuste a la realidad.” (Nespral, Bernardo. Derecho de la información. Periodismo, deberes y responsabilidades, 1999, Buenos Aires)

Y yo añado: si causa daño, entonces deberá repararlo, siempre y cuando le sea atribuida una falta y que dicha falta esté directa y proporcionalmente relacionada con el daño ocasionado. Pero esa reparación, esa sanción al periodista que incumple una obligación ética – no jurídica – debe ser posterior, pues el principio de la no censura previa debe prevalecer.

Reitero que me alegro de que no hayan constitucionalizado la obligación de “veracidad“, sobre todo, porque quienes querían incluirla deseaban más bien impedirle a los periodistas “ajustarse a la realidad“, para lograr que se ajustaran a “su verdad“. 

Una pequeña batalla ganada, pero los derechos siguen en peligro, el derecho de la información está en grave peligro, no hay que descansar en la lucha contra aquellos que desean retroceder y limitar un derecho que nos ha servido para verles a todos el refajo sucio y asqueroso, para ver la forma en que hacen uso de los fondos públicos. 

Debemos mantenernos atentos y alerta ante cualquier intento de coartar la libertad de prensa con sutilezas, limitar el derecho a la información en cualquier forma.

En nuestros días, un ciudadano a quien se oprime no tiene, pues, más que un medio para defenderse; y es dirigirse a la nación entera, y, si se mantiene sorda, al género humano; no tiene más que un medio para hacerlo, y es la prensa (…) la igualdad aísla y debilita a los hombres, pero la prensa pone al lado de cada uno de ellos un arma muy poderosa, de la que el más débil y el más aislado puede hacer uso. La igualdad quita a cada individuo el apoyo de sus prójimos; pero la prensa le permite llamar en su ayuda a todos sus conciudadanos y a todos sus semejantes (…) la prensa es, por excelencia, instrumento democrático de la libertad“. (Alexis de Tocqueville, La democracia en América, cap. 38)

agosto 31, 2009

Si va a asaltar un banco en R. D., no lleve lentes oscuros…

Filed under: 1 — medalagana @ 11:22 am

Este país es una cosa seria. Aquí pasan las cosas más insólitas.

Es común ver cómo un agente de la AMET (Autoridad Metropolitana del Transporte) detiene a un conductor porque su vehículo tiene los vidrios con un tintado muy oscuro (que la ley no lo prohibe), mientras frente a esta escena pasan decenas de vehículos del transporte público, sin cristales, cayéndose a pedazos o vehículos sin placa, entre otras infracciones si contempladas en la ley.

Esta mañana precisamente me ocurrió algo parecido pero en una institución bancaria. Salí temprano a la sucursal de la Asociación Popular de Ahorros y Préstamos que se encuentra en la avenida Winston Churchill, Plaza Las Américas a realizar algunas diligencias bancarias antes de iniciar el trabajo; al entrar tenía puestos mis lentes de sol y el guardián me solicitó que me los quitara porque es una norma de todos los bancos que no se puede ingresar a ellos con gorra ni lentes oscuros; ello así, para facilitar la identificación de las personas a través del sistema de vídeo que tienen los bancos.

Tan pronto recibí la solicitud, me quité los lentes de sol inmediatamente, y mientras hablaba con el guardián, pasó a mi lado un señor, con una pistola 9 mm al cinto, mostrándola sin ninguna vergüenza ni temor. El guardián que lo vió igual que yo, no le llamó la atención al individuo y lo dejó entrar como si nada.

Frente a esta situación, le pregunto al guardián: “oiga señor, ¿y es posible ingresar al banco con una pistola al cinto?”; y me responde: “bueno señora, a mí no me han dicho que eso no se puede, sólo me han hablado de las gorras y los lentes de sol, cuando me digan lo de las pistolas, no les permitiré entrar”.

De inmediato me dirijo a uno de los empleados que estaban en sus escritorios y le hago la misma pregunta a lo que responde que las normas limitan sólo el ingreso con gorras y lentes de sol; mientras un cliente me indica que es normal permitir el ingreso de personas con armas, porque quienes lo hacen tienen razones válidas, ya que normalmente se trasladan con mucho dinero en efectivo y tienen que protegerse frente a la delincuencia.

Cuando le hice el comentario al empleado del banco, le dije que me parecía una barbaridad que dejaran entrar a una persona con un arma, mientras era posible que entraran con escopetas; y en ese momento argumentó “no señora, pistolas, las escopetas no se permiten”. ah, ¡Qué alivio! no permiten el ingreso de armas largas.

Es decir señores asaltantes de banco, cuando vayan a cometer un atraco en una institución financiera, asegúrense de no llevar gorras ni lentes de sol; simplemente usen sus armas (no escopetas, pistolas)  y disparen a las cámaras, el ingreso con armas está permitido.

agosto 27, 2009

Cubanos bloqueados adentro y afuera

Filed under: 1 — medalagana @ 6:44 pm

¿Qué es esto? La verdad es que no entiendo la mentalidad de los cubanos que viven fuera de su país. Se quejan los cubanos de que en Cuba no haya libertad, los artistas cubanos que viven fuera de Cuba critican que no se les deje cantarle a sus compatriotas; sin embargo, un grupo de cantantes extranjeros, en solidaridad con Cuba, organiza un concierto gratuito (por el que muchos pagaríamos altas sumas de dinero en nuestros países) para esos cubanos que sufren grandes precariedades materiales y que no disfrutan de derechos elementales y fundamentales, y sus compatriotas que “luchan” en el extranjero no quieren siquiera que disfruten de un concierto.

¿Los argumentos? Muy pobres. Que Juanes y sus amigos artistas están siendo manipulados por el régimen, que cantar en Cuba es apoyar la dictadura, que no hay que cantar con Silvio ni con Amaury porque son afectos del régimen castrista; en fin, que el asunto al final desemboca en algo muy simple: la imposibilidad para los Cubanos de Cuba de disfrutar de buenos artistas en una plaza donde han vivido cosas maravillosas pero han tenido que soportar otras terribles.

Para los cubanos del exterior, el bloqueo de 50 años es la solución. Mientras los cubanos de Cuba sufren, impedidos de libertad desde adentro, bloqueados por el régimen que les impide respirar y bloqueados por sus compatriotas que dicen amarles y luchar por ellos, pero no quieren permitirles disfrutar una bocanada de oxígeno un solo día, un simple día, en el que serán libres de escuchar a quienes sólo habían tenido la oportunidad de disfrutar en secreto.

Este asunto parece un pleito de pareja en el que la pobre criatura que no tiene la culpa del pleito, tiene que sufrir las consecuencias de los “castigos” que se infringen uno a otro y que sólo afectan en realidad al inocente e impotente hijo.

¿Creen de verdad los cubanos que viven fuera de Cuba que el concierto servirá para legitimar al régimen? ¿Cree de verdad el régimen que Juanes servirá para su propaganda? Ingenuos ambos bandos, Juanes y sus amigos cantarán por la libertad de los cubanos y porque esa libertad se logre desde afuera y desde dentro . 

Yo ese día, me pondré mi camisa negra y no de luto, por mis amigos cubanos, los de adentro y los de afuera; por Juanes y todos los demás artistas, por su solidaridad sin límites ni temores.

agosto 24, 2009

La solución está en nuestras manos

Filed under: Mis artículos en Clave — medalagana @ 12:29 am

Frente al deterioro constante de nuestra sociedad, todos estamos de acuerdo en que hay que buscar una solución; no debemos conformarnos y sentarnos de brazos cruzados a dejar que el país se hunda y llorar cuando nos veamos con el agua en las narices.

 Los comentarios sobre nuestra realidad social parecen una letanía y concluyen con una fatídica sentencia: “Esto se fuñó, que el último que quede apague la luz, si hay”. ¿Cuál es el resultado de esa actitud? Es un círculo vicioso. Nuestra impotencia nos lleva al conformismo, a la aceptación del status quo y esa actitud mantiene el desastre en pie.

Creo firmemente que el cambio de nuestra sociedad empezará a producirse a partir del ejercicio de nuestros derechos de manera activa y el cumplimiento irrestricto de nuestros deberes.

 ¿Nos molesta vivir en una sociedad ruidosa? ¿Entendemos injusto el elevado costo de la electricidad que además no recibimos? ¿nos parece que los supermercados y colmados abusan? ¿estamos cansados del trato que recibimos de las entidades financieras donde colocamos nuestro dinero? ¿estamos cansados de los funcionarios corruptos? ¿nos molestan los tapones y queremos que se resuelva el problema del tránsito?  ¿nos preocupa el medio ambiente?

 Pues les doy una noticia: los funcionarios de hoy, mañana y siempre, solos, sin nadie que los empuje, les exija, los ponga entre la espada y la pared, no van a hacer nada, absolutamente nada por resolver los problemas que nos afectan. Son tontos, porque ellos viven aquí también y cuando dejen de ser funcionarios entrarán a formar parte de nuestro grupo, pero la borrachera del poder les hace olvidar esa condición momentáneamente.

 Son tontos también los empresarios que creen que pueden mantenerse ofreciéndonos pésimos servicios, cuando al final viven en esta misma sociedad y su descalabro se traducirá necesariamente más tarde o más temprano, en efectos negativos para sus propias empresas.

 De modo pues que la única forma de cambiar las cosas es tomar el toro por los cuernos, hacer uso de los instrumentos legales que nos ponen a nuestro alcance para decir que creen en la institucionalidad y la transparencia, y poner este país en marcha, de verdad.

 Es cierto que es un viacrusis elevar denuncias a las autoridades, pero hay que hacerlo, para ponerlos a trabajar y que se den cuenta – funcionarios y empresarios – que tienen que cumplir sus obligaciones, porque insistiremos sin descanso hasta lograr nuestro objetivo: vivir en un país decente, donde el ciudadano sea respetado, donde los fondos públicos se usen para resolver los problemas colectivos y no los particulares de quien los maneje o sus allegados y familiares; y donde se nos ofrezcan servicios de calidad y conforme al precio que pagamos.

 El camino es tortuoso, ¿quién dijo que será fácil?, pero hay que iniciar la marcha si no, nunca lograremos nuestra meta.

 Hace unos años, para lograr los objetivos mediatos era necesario alzarse en armas, recurrir a la fuerza y no podemos decir que el esfuerzo no valió la pena, todo lo contrario; hoy, a pesar del desorden imperante, tenemos derechos y quienes nos dirigen quieren hacernos creer que tienen la voluntad de respetarlos.

 Ahora corresponde llevar la teoría a la práctica; el método tiene que ser diferente, las circunstancias sociales ameritan acciones de otro tipo y todos, juntos dentro de nuestra diversidad y nuestras diferencias, podemos lograrlo.

 Pero para hacer todo esto es necesario comprometernos personal e individualmente con el cumplimiento de nuestros deberes, otra tarea difícil pues implica nadar contra la corriente.

 Yo creo que tenemos una oportunidad, creo que la sociedad va a cambiar, que la conciencia ciudadana nos llevará a tener un mejor país, sino para nosotros, para nuestros hijos. Estoy segura de ello.

 No basta con quejarnos, con opinar, con disentir, hay que actuar.

 Recientemente un grupo de jóvenes dio un ejemplo de civismo y compromiso a todos los que nos quejamos sin hacer nada; solos, sin apoyo comercial ni político, decidieron no quedarse callados y protestar pacíficamente a través de la música, de la expresión artística; nos demostraron que seguirán gritando hasta que les oigan y que lo harán respetando los derechos de los demás a disentir, sin agresiones, sin quemar gomas, sin violencia.

 ¡Qué hermoso fue ese acto cívico de ciudadanos jóvenes comprometidos! Muchos apostaron al fracaso, a que a la Plaza de España acudieran sólo tres gatos a gritar “No a la Cementera”, a que se armara un desorden, a que sólo acudieran los “hijos de papi y mami” que injustamente acusan de vagos y estereotipan simplemente porque han tenido oportunidades que otros no tienen. Pues se “guayaron”, la actividad fue éxito.

 Escuché críticas. Muy tontas por cierto. Yo prefiero quedarme con la voz hermosa de los artistas jóvenes y otros no tan jóvenes de edad, pero jóvenes de corazón y que mantienen vivos su compromiso de toda la vida.

 A todos ellos, gracias por no quedarse callados, por servir de inspiración a las pocas acciones que individualmente somos capaces de iniciar los demás. Gracias por sensibilizarnos sobre la importancia de nuestro medio ambiente; gracias por demostrarnos que a ustedes les preocupa todo el país y no sólo el pedacito de barrio en el que viven; gracias por enseñarnos a protestar con altura y decencia; gracias por aportar de manera positiva al cambio y no permitir manipulaciones interesadas.

 Sus acciones deben ser emuladas, por todos, cada uno de nosotros debe asumir no quedarse callado frente a la impunidad, a la corrupción, a la delincuencia, al desorden y a la desfachatez de quienes dirigen este barco por aguas turbulentas y nos dejan desamparados mientras creen con su prepotencia, que esas acciones no les afectarán.

 ¡Qué estúpidos son! Este país es de todos, incluso de ellos, todo lo que hagan para destruir a nuestra sociedad terminará por afectarles personalmente más tarde o más temprano.

 Iniciemos una cruzada contra el desorden y asumamos un compromiso ciudadano de forma activa y militante. Ignoremos a los partidos políticos, a los gobernantes de turno, a los empresarios insensibles, dejémoslos que les atrape nuestra ola y se vean obligados a someterse al nuevo esquema que crearemos a través de un ejercicio responsable y efectivo de nuestros derechos.

 De verdad creo que es la única forma. Dicen que con borrachos no se discute; actuemos, dejemos que a esos borrachos de poder se les pase la borrachera y vamos a apoderarnos de nuestro país de una vez y por todas; es la única salida.

mayo 27, 2009

Maravillosa descripción de Piky Lora

Filed under: rincón personal — medalagana @ 11:37 am
Tags: , ,

No me gustan las celebraciones obligadas, tener que llamar a alguien para decirle “te quiero” simplemente porque a una persona se le ocurrió que el 14 de febrero es día del amor, me parece tonto, todos los días son días del amor, sin amor, los días serían terribles; sin embargo, vivimos en sociedad y a la mayoría de las personas les encanta encontrar excusas para recordarle a los demás su cariño. 

El día de las madres es uno de esos días, imagino que creado con la única intención de que todos tengamos que comprar regalos y reunirnos en familia. Desde hace 5 años soy madre y bueno, la verdad es que mi hijo me dice todos los días que me quiere y yo a él, pero que en la escuela lo pongan a hacer un trabajito o un dibujito que diga “te quiero mamá” me complace, no lo niego; aunque tengo una caja llena de muestras espontáneas de cariño que no necesitaron del calendario.

Todos los que me conocen saben que hace 10 años perdí a mi madre. Es uno de los dolores más grandes que he tenido que sobrellevar en mi vida, una pérdida que no superaré ni quiero superar. He escrito en Clave Digital algunas veces sobre mi madre para compartir con los que me leen cada domingo mis experiencias con esa gran persona que fue ella; pero debo confesar que al escribir casi siempre soy muy abogada y sé que cuando hablo de mi madre transmito a los lectores mi profunda admiración y amor por ella con un dejo de tristeza y mi mamá no era una persona triste, todo lo contrario.

Mi hermana Patricia, periodista, escribe muy distinto a mí, con una gracia tremenda que heredó de nuestra madre. Por eso, en ocasión del día de las madres que se acerca, quiero compartir con ustedes un artículo escrito por Patricia para el periódico el Caribe en el que describe de forma genial a Piky Lora, la mujer que nos dio la vida. Disfrútenlo.

http://www.elcaribecdn.com/index.php?option=com_content&view=article&id=209120:recuerdos-de-mi-madre-patricia-solano-hija-de-picky-lora&catid=217:participacion&Itemid=247

mayo 25, 2009

Objetivos claros

Filed under: Experiencias judiciales — medalagana @ 10:44 am

Sentencia2Cuando María Isabel Soldevila y Margarita Cordero vinieron a mi oficina para hablar sobre las acciones extrajudiciales del Senador Williams en su contra y en contra de Norma Shephard, les expliqué que había dos maneras de abordar el asunto: personal e institucional, cada una con objetivos diferentes; por lo que era necesario establecer cuáles eran sus intenciones como las directamente agraviadas por esas acciones. Ellas desde el principio lo tuvieron muy claro.

Desde el punto de vista personal, había que ver los acontecimientos ocurridos como una agresión personal (que lo fue) y responder en consecuencia a través de acciones del mismo carácter, apoderando la jurisdicción penal en contra de los supuestos detectives que se presentaron en sus hogares y lugares de trabajo a amedrentarles, así como del propio Senador quien había reconocido haber enviado a esas personas a investigarlas.

Pero había otra manera de tratar el asunto: la institucional. Mi opinión era que había que hacer abstracción de la agresión personal y pensar que ellas habían sido abordadas por estas personas, en su calidad de periodistas, mujeres, con la única intención de obtener la revelación de las fuentes periodísticas utilizadas en los medios de prensa en que laboran para la publicación de las noticias relacionadas con el Senador.

En ese sentido, entendía que lo más conveniente era recurrir en amparo con la finalidad de proteger un derecho y deber de los periodistas de mantener el secreto de sus fuentes de información. El aporte al periodismo dominicano tendría mayor alcance aunque sería menos comprendido.

La incomprensión se debería esencialmente al hecho de que todo el mundo entendería que el Senador merecía un castigo personal, probablemente con razón; sin embargo, sería más interesante aprovechar la violación a un derecho fundamental como mecanismo para el reconocimiento institucional de un derecho que, aunque consagrado por instrumentos internacionales y de manera tácita en nuestra Constitución, no había sido objeto del escrutinio judicial a pesar de que no había sido ésta la primera vez que alguien trataba de obtener el origen de fuentes periodísticas en la República Dominicana. 

Como estudiosa del derecho de la información, entendía necesario que lográramos el reconocimiento jurisprudencial de la inviolabilidad del secreto de las fuentes periodísticas que aprovechara a todos los periodistas en el país y sirviera de precedente en el futuro; pero sobre todo, que sirviera como advertencia a todo aquel que entendiera que es posible limitar el trabajo de los periodistas en nuestro país.

Así pues, mis amigas periodistas tomaron la decisión de elevar un recurso de amparo contra el Senador Alejandro Williams con la finalidad de proteger el referido derecho e iniciamos juntas este camino judicial que culminó, el pasado viernes 22 de mayo con una sentencia histórica en materia de derecho de la información.

El juez Pedro Reynaldo Vásquez Lora falló como esperábamos al reconocer que “existe sin lugar a dudas una conculcación al derecho de confidencialidad del secreto de las fuentes, que no es limitativo, que se extiende inclusive a los apuntes de los periodistas o cualquier instrumento o herramienta electrónica propio de su profesión, y que tales actuaciones por la relevancia pública ameritan ser protegidos, pues forman parte indisoluble del derecho a la información y la libertad de expresión con los límites que constitucional y legalmente están establecidos; y el sistema constitucional reconoce un Estado de Derecho en donde impere el respeto a las libertades públicas y los derechos humanos, y los jueces como órganos de control político en funciones de amparo frente a los atropellos de autoridad pública y entre los propios particulares.”

La sentencia fue más allá, al señalar en su dispositivo que “Declara la confidencialidad del secreto de las fuentes y la invulnerabilidad del derecho a la información como derechos indisolubles e inmanentes a la libertad de expresión.

Muchos quedaron insatisfechos, todos preguntaban por qué no había sanciones contra el Senador, lo que demuestra que estamos en un país en el cual las sanciones morales no son medidas en su justo valor.

Tal vez al Senador Williams y a muchos no les importe el contenido de la sentencia. No importa, no era nuestro objetivo. Desde el principio tuvimos muy claro que nuestra meta era la consagración jurisprudencial del secreto profesional de los periodistas y lo logramos.

Creo que nuestra estrategia desarticuló al adversario, quien estaba preparado para responder frente a acciones penales de carácter exclusivamente personal. El triunfo de María Isabel, Margarita y Norma, va más allá, es un triunfo del periodista dominicano.

Como abogada, ha sido un honor para mí haber servido legalmente a esas dignas mujeres representantes de un periodismo serio y decente, de ese que hace tanta falta en nuestro país.

Williams es sólo una anécdota en una sociedad plagada de personas que abusan de su poder para imponer sus criterios y así fue tratado.

Ahora le corresponde al Senado decidir sobre las sanciones personales en contra de uno de sus miembros que irrespetó su investidura y se colocó al margen de la ley, usando su poder personal para violar los derechos fundamentales de tres periodistas y con ello atentar de manera directa contra el libre ejercicio del periodismo en nuestro país.

Trataré de escribir

Filed under: Notas al margen — medalagana @ 9:56 am

Este invento de abrir un blog me pareció fácil al principio; sin embargo, me inspiré dos o tres días y luego lo dejé abandonado. 

Jamás pensé que iba a llamar la atención de alguien, pero en realidad me doy cuenta que todos los blogs tienen quien los lea, por eso voy a hacer un esfuerzo y a escribir más a menudo. No puedo prometer nada, pero haré lo posible.

Gracias a aquellos que me han enviado mensajes por esta vía.

octubre 23, 2008

Una sentencia salomónica

Filed under: Comentando las noticias — medalagana @ 12:58 am

La señora Vivian Lubrano irá a Najayo en diciembre.

http://www.clavedigital.com/App_Pages/Portada/Titulares.aspx?Id_Articulo=15527

El juez entendió que si estaba enferma no debía ir a su casa, sino quedarse en la clínica y cuando se sane…pues a cumplir la pena a la que fue condenada.

dura lex sed lex.

Página siguiente »

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.